Me envió mi primo fernando García Piedrahita esta poesía preciosa en idioma costeño del caribe colombiano (que no hay quién lo entienda) además de una inteligente y aguda descripción de dicha lengua.

 

 

Me envió mi primo fernando García Piedrahita esta poesía preciosa en idioma costeño del caribe colombiano (que no hay quién lo entienda) además de una inteligente y aguda descripción de dicha lengua.

Lo que me cuenta es esto: “el idioma costeño del caribe colombiano (que Gabo dominaba) consiste en cambiar algunas jotas por eses y otras por zetas, unas eres por eles y otras por des y unas yes por elles, y adicionar unas eres y unas des que no son importantes pero que faltan… hablar costeño no es fácil y entenderlo en vivo requiere la mímica del hablante, que igual puede ser mudo para entenderle lo que sea que se le entiende; es que por ejemplo “este que está acá atrás” se dice “etequetacatrá”)”.

Bueno, la poesía:

 

Qué trijte que ejtá la noche,

la noche qué trijte ejtá:

no hay en er cielo una ejtreya…

Remá! remá!

 

La negra re mi arma mía,

mientra yo brego en la má,

bañao en suró por eya,

¿Qué hará? ¿qué hará?

 

Tar vej por su zambo amáo

doriente sujpirará,

o tar vej ni me recuecda…

Yorá, yorá!

 

La j’embras son como toro

lo rejta tierra ejgracia;

con acte se saca er peje

der má, der má!…

 

Con acte s’abranda er gierro,

se roma la mapaná;…

cojtante y ficmej la penaj;

no hay má, no hay má!…

 

………………………………………….

 

Qué ejcura que ejtá la noche;

la noche qué ejcura ejtá;

asina ejcura ej l’ausencia…

Bogá! bogá!…

 

Candelario Obeso (1849 – 1884)

 

 

 

Y aquí está la traducción:

 

Qué triste que está la noche,

la noche qué triste está:

no hay en el cielo una estrella…

Remá, remá!

La negra del alma mía,

mientras yo brego en la mar,

bañado en sudor por ella,

¿Qué hará? ¿qué hará?

Tal vez por su zambo amado

doliente suspirará,

o tal vez ni me recuerda…

Llorá, Llorá!

Las hembras son como todo

lo de esta tierra desgraciada;

con arte se saca el pez

del mar, del mar!…

Con arte se ablanda el hierro,

se doma la mapaná;…

constante y firmes las penas;

no hay más, no hay más!…

………………………………………….

Qué oscura que está la noche;

la noche qué oscura está;

asi oscura es la ausencia…

Bogá, bogá!…

 

(Sólo falta aclarar que la mapaná es una serpiente venenosa, venenosísima).

 

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s