Venimos de comer en el Born, en Barcelona. (Ay ay ay… qué voy a decir…

Venimos de comer en el Born, en Barcelona. Formidables las ruinas de la ciudad del XVIII, y la ambientación admirable. La comida en el restaurante (Born 300 creo que se llama) muy digna y actual; pero yo salí molesto interiormente por la distorsión y manipulación de la historia. Francamente molesto.

Pero luego al atravesar el Passeig de Picasso leí escrito en el asfalto lo siguiente (perdón por las faltas en mi catalán): “El filolog et regala una ç per que transformis ‘dolor’ en ‘dolçor’. (El filólogo de regala una ç para que transformes ‘dolor’ en ‘dolçor’ (dolor en dulzura)) Y mi alma se reconcilió con mi gente.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s