CREO QUE ESTOY ENAMORADO, ¿QUÉ VOY A HACER?

Creo que estoy enamorado, ¿qué voy a hacer? Ya sé: lo voy a hablar con mami, ella me entenderá.
— Mami, creo que estoy enamorado.
— No digas tonterías, Joselín.
— Estoy enamorado de verdad mamá, no puedo dormir, ni estudiar, ni hacer nada, solo pienso en su carita, en su boquita…
— Hijo por Dios, que tienes diez años… Mira, habla con tu padre, que mucho me temo que has salido a él.
Encontré a papi en el garaje.
— Papi, creo que estoy enamorado.
— ¿Muy enamorado?
— Mucho papi, no puedo dormir, ni estudiar, ni hacer nada, solo pienso en su carita, en su boquita…
— Muy bien, muy bien… esas primeras sensaciones son algo muy bonito, Joselín. Traénos a tu amor. ¿Qué te parece mañana, que es sábado, por la mañana?
— Gracias papi, tú sí que me entiendes.
Al día siguiente, por la mañana, me puse mis vaqueros y fui a su encuentro, vivía cerquita, a dos casitas de la nuestra.
Cruzamos mi jardín cogiditos de la mano, abrí la puerta de casa, oí que papás estaban desayunando en la cocina, entramos y les chillé:
— ¡Sorpresa, papis! Aquí está mi amor: se llama Juan.
A papá se le atragantó el café con leche, empezó a toser y se puso colorado como un tomate, y mamá se quedó como hipnotizada, con la galleta junto a su boca abierta. Y es que aveces tienen reacciones muy extrañas.
— Bueno, ya lo conocéis —les dije—. Pasa Juanito, amor, que te preparo un colacao.

HFP

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s